Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Salmos 68:9

Abundante lluvia esparciste, oh Dios;
A tu heredad exhausta tú la reanimaste.