Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Lucas 1:46-47

Entonces María dijo:
Engrandece mi alma al Señor;
Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.