Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Juan 10:28

Y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.