Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Versículos de ánimo y fortaleza para tiempos difíciles

El da esfuerzo al cansado, y mutiplica las fuerzas al que no tiene ningunaHoy el profeta Isaías te dice: “Israel, pueblo de Jacob, ¿por qué te quejas? ¿Por qué dices: «El Señor no se da cuenta de mi situación; Dios no se interesa por mí»?  ¿Acaso no lo sabes? ¿No lo has oído? El Señor, el Dios eterno, el creador del mundo entero, no se fatiga ni se cansa; su inteligencia es infinita. Él da fuerzas al cansado, y al débil le aumenta su vigor.” Isaías 40:27.29 Dios Habla Hoy
“Maravilloso es Dios en su santuario; el Dios de Israel da poder y fuerza a su pueblo. ¡Bendito sea Dios!” Salmos 68:35 (DHH)

Recuerda que Jesús dijo así: “Ya no se preocupen por lo que van a comer, o lo que van a beber, o por la ropa que se van a poner. Sólo los que no conocen a Dios se preocupan por eso. Ustedes tienen como padre a Dios que está en el cielo, y él sabe lo que ustedes necesitan.

Lo más importante es que reconozcan a Dios como único rey, y que hagan lo que él les pide. Dios les dará a su tiempo todo lo que necesiten. Así que no se preocupen por lo que pasará mañana. Ya tendrán tiempo para eso. Recuerden que ya tenemos bastante con los problemas de cada día.” Mateo.6:31-34 (DHH)

“No hay otro Dios como tu Dios! Dios es el rey del cielo, y siempre vendrá en tu ayuda. Dios es el Dios eterno, y siempre te protegerá; pondrá en fuga a tus enemigos, para que los destruyas.
Ya puedes vivir confiado, y gozar de tranquilidad. Nunca te faltará pan ni vino, pues Dios regará tus campos. ¡Dichoso tú, Pues Dios te ha rescatado! Dios te protege y te ayuda. ¡No podrías tener mejor defensa! ¡Tú humillarás a tus enemigos, y los pondrás bajo tus pies!” Deuteronomio 33:26-29 Traducción en lenguaje actual (TLA)

Hoy puedes decir como el apóstol Pablo: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4.13
Así que recuerda que a todo puedes hacerle frente, gracias a que Cristo te da la fuerza para enfrentar toda clase de situaciones. ¡Él está contigo, no bajes los brazos!