Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Sal del Arca

Sal del arca tú, y tu mujer, y tus hijos, y las mujeres de tus hijos contigo. Génesis 8:16. Recuerdo la última noche en mi tierra natal. Al día siguiente, partiría­mos hacia la capital, en búsqueda de nuevos horizontes. Yo debía tener trece años: era un adolescente, con ganas de vivir. Miré el cielo estrellado, [...]
Palabras claves:,