Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Propósitos de Dios

Habia una vez un campesino chino, pobre pero sabio, que trabajaba la tierra duramente con su hijo. Un dia el hijo le dijo: Padre, que desgracia! Se nos ha ido el caballo. ¿Por que le llamas desgracia? respondio el padre, veremos lo que trae el tiempo… A los pocos dias el caballo regreso, acompanado de [...]