Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Autoridad en el mundo espiritual

En la entrega del viernes les compartía acerca del poder sobrenatural del Reino de Dios y les comentaba que, ese poder se combina con otro elemento más y es la autoridad. ¿Sabías que el enemigo utiliza varias estrategias en contra de la iglesia de Cristo para frenar su accionar? La primera de ella es hacerle creer a los cristianos que no tienen autoridad en el mundo espiritual. Dos, que la iglesia no tiene poder sobrenatural. Tres, que no pueden sanar enfermos. Finalmente, que no pueden echar fuera demonios. Si bien analizamos estos cuatro aspectos, el Señor Jesús nos dio esa autoridad hace mucho tiempo para hacerlas ahora. Lo que pasa es que, aún hoy, existen creyentes que tienen una gran fortaleza mental y le siguen “comiendo cuento” al diablo y piensan que solo los pastores u otra autoridad espiritual tienen esa potestad sobre el mundo espiritual. Pero, ¿qué nos enseña la Palabra al respecto?
“Entonces llamando a Sus doce discípulos, les dio autoridad sobre (1) los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y (2) para sanar TODA enfermedad y (3) TODA dolencia” (Mateo 10: 1 – RVR1960).
 
Está bien claro que la iglesia sí tiene autoridad frente al reino de las tinieblas. Pues bien, lo que el creyente debe hacer ahora es tomar empoderarse de esa autoridad, vivir en santidad y tener mucha fe para desatar las obras de las tinieblas, pues no basta simplemente con creer que el Señor Jesús es el Hijo de Dios, porque “también los demonios creen, y tiemblan” (Santiago 2:19 RVR1960). Hay un caso que quisiera traer a colación y tiene que ver con la autoridad y con la fe, se encuentra en el nuevo testamento, en Lucas 9: 37-43 RVR1960, la historia del muchacho endemoniado a quien los mismos discípulos del Señor Jesús no pudieron hacer libre. Cuando le preguntaron al Maestro por qué no pudieron hacerlo, si ya toda autoridad les había sido transferida, la respuesta fue sencilla, pero contundente: POR VUESTRA POCA FE. Quizá te estés preguntando y, ¿qué tiene que ver la fe en todo esto? Mucho. La fe es lo que activa y mueve todo en lo sobrenatural, por ello hay que tener fe, pero mucha, porque con poca fe nada podemos hacer.
 
Hoy quiero recordarte que la autoridad para sanar toda enfermedad y toda dolencia también está en tu boca. Recuerda lo que nos enseña la Palabra, “la muerte y la vida están en poder de la lengua” (Proverbios 18:21 RVR1960). En tu boca puede haber mucho poder, pero ese poder no puede ser desatado si en ti no hay una medida de fe grande para creer que lo imposible es totalmente posible en el mundo sobrenatural. En ti se encuentra la autoridad y el poder para hacer manifiesto las señales y los milagros del Reino de Dios aquí y ahora, porque al que cree TODO LE ES POSIBLE (Marcos 9:23 RVR1960)Dios te bendiga sobreabundantemente a ti y a toda tu familia. Feliz inicio de semana. No olvides compartir y ser de bendición para otros.
Bajo la guía del Espíritu Santo,
Sergio Meza Padilla
Palabras claves: