Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Aprendiendo a esperar en Dios, parte 3

Seguimos con esta serie de cinco devocionales bajo el título Aprendiendo A Esperar En Dios. Esta es nuestra tercera entrega. Creo firmemente que serán de gran bendición para sus vidas. ¿Qué lecciones podemos aprender de Génesis 15:1-6 RVR1960?

DOS
Sin importar cuánto tiempo pase, Dios siempre cumplirá su promesa. 
Lo más difícil de esperar en Dios es que el hombre siempre querrá lo que le pide en su tiempo, y pocos estamos dispuestos a esperar el tiempo de Dios, por ejemplo: tomemos el caso de Sara, quien no supo esperar el tiempo de Dios para ver Su promesa cumplida, sino que pensó que al darle a su sierva Agar a su esposo, se estaría cumpliendo la promesa del primogénito de Abraham. Pero Sara no tuvo en cuenta una tremenda enseñanza de la Palabra: “bueno es Jehová a los que en Él esperan, al alma que le busca. Bueno es esperar en silencio la salvación de Jehová” (Lamentaciones 3:25-26 RVR1960).

Sé que puede llegar a ser difícil la espera, pero si te desesperas por ese “algo”, ¿podrás acaso adelantar Su tiempo? Eso mismo fue lo que le sucedió a Sara. A pesar de lo que ella hizo en su desespero, no pudo adelantar ni ayudar respecto a esa promesa. Entonces la respuesta es NO, tu desespero no podrá ayudar a Dios en nada. Sin importar cuánto pase, Dios solamente cumplirá tu milagro en Su kairos, el cual es perfecto para recibir eso por lo que estás clamando. Aún en la espera, Dios nos enseña lecciones importantes que nos servirán más adelante. Dice la Palabra, “y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien” (Romanos 8:28). No te desesperes, tu milagro está cerca, persevera en la fe y verás cosas extraordinarias así como Abraham.Espero que esta tercera entrega haya sido de gran bendición así como las demás. Dios te bendiga sobreabundantemente, no olvides compartir este mensaje y ser de bendición para otras personas.

Bajo la guía del Espíritu Santo,

Sergio Meza Padilla

Palabras claves: