Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Proverbios

 

PRÓLOGO del autor

En mi trabajo obtuve el apoyo inapreciable de mi esposa. Según
Salomón, quien halló semejante colaboradora encontró algo
bueno y alcanzó la benevolencia de Yahvéh (Pr. 18:22). Y cuando
se ha comprobado que su sabiduría de mujer edifica la casa
(Pr. 14:1) y que su espíritu de sacrificio creó la ocasión para
este trabajo, entonces -según los sabios- se ha ganado la
alabanza: «Sus hijos se levantan y la llaman bienaventurada,
y su marido también la alaba», Pr. 31:28.
La sabiduría no parece ser el don que, en estos momentos,
resplandezca en las iglesias de Dios; y esto a pesar de
que nuestro Señor Jesucristo primeramente «nos ha sido hecho
por Dios sabiduría», 1 Co. 1:30. Sin embargo, su iglesia
en la tierra marcha en muchos aspectos errante e insegura
como un ciego en su camino. A veces lo hace razonando
teorética y teológicamente de modo animado y hábil, pero
no siempre con sabiduría en Cristo y en la Palabra. Peor aún,
en cuanto discípulos de Jesús también estamos a merced de
la necedad y la torpeza, lo cual, para colmo de males, y con
frecuencia, le es vendido al hombre corriente como si fuera
la sabiduría suprema, -sí, como si se tratara de la erudición
bíblica moderna.
Pero, esta marcha de las cosas ¿es realmente tan sensacional
como parece? ¿Qué hemos hecho, en cuanto cristiandad, con
la sabiduría de Salomón? Cuando Proverbios deja de ser uno
de los libros de la Biblia menos conocido, entonces también
deja de ser una de las partes de las Escrituras menos predicada
y comentada. Por eso ha llegado a ser desconocido ese
océano de sabiduría, y por eso ha sido ignorado por la mayoría.
proverb.-1 15 14/05/2003, 19:31
16
PROVERBIOS 1 AL 9: MANUAL PARA SU USO Y APLICACIÓN
Que la Aurora con que Dios nos visitó desde lo alto (Lc.1:78) quiera
usar el presente libro para hacer que su Libro sea lo que es: Una
lámpara para nuestros pasos; y que Él lo bendiga con el fin de que
muchos ojos, especialmente de los jóvenes, se abran a la sabiduría
que viene de lo alto, Stg. 3:15 y 17. Que se hagan inmunes a esa
necedad que siembra muerte y corrupción, aunque suene tan científica
y sabia, y se entreguen para adquirir un amor creciente a la
sabiduría revitalizadora, sana y curativa que Él nos concede en el
libro de Proverbios.
Apeldoorn (Países Bajos), 17 febrero 1979.
Frans van Deursen.

Presione aquí para descargar: proverbios