Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

CENTINELA – AGOSTO

APOSTASÍA EN CRECIMIENTO

Parte II
Por DAVID GARAY
Continuando con el testimonio publicado en la edición de
Agosto 2012, en la revista Centinela, tristemente el mes
pasado mi esposa y yo nos encontramos con otros dos
matrimonios, amigos de nosotros.
Jóvenes muy especiales y humildes, los cuales
eran del grupo de Matrimonios y miembros de Hossana
Masaya.
No conozco sus corazones, pero pienso que ellos
tienen toda la disposición de querer agradar a Dios,
pero nos dicen que en mayo de este año dejaron de
congregarse en Hossana-Masaya, porque sentían que ahí
estaban “ESTANCADOS”.
Y porque uno de ellos recibió una visión de DIOS,
un llamado de Dios para que sirvieran en un ministerio
llamado A SOLAS CON JESÚS.
Nos expresaban que allí sí hay fuego, que allí sí
hay violencia. No sé a que violencia y fuego se referían.
Pero lo que deseo expresar es que de parte
de Dios no creo que haya sido dicha visión, ya que el
hermano dice que Dios le habló en una supuesta visión…
¿Sabes tú quién es el que lidera ese ministerio?
A quien ellos siguen es al MEGA-APOSTOL GUILLERMO
MALDONADO, y defienden a Carlos “CASH” Luna.
Fuego es lo que les espera a ellos si no se
arrepienten. Qué triste.
Debemos orar para que las ovejas no sigan siendo
engañadas.
Sabemos que Guillermo Maldonado y Carlos Luna
no predican la sana doctrina, y que son lobos vestidos de
ovejas; o mejor dicho, vestidos de APÓSTOLES.
Porque ellos dicen que son apóstoles, pero…
¿apóstoles de quien?
Hermanos, deseo que siempre estemos orando en
un mismo sentir, en un mismo Espíritu, en una misma fe;
hacia una misma esperanza y hacia un mismo Señor.
Debemos diezmar y ofrendar en nuestra iglesia;
es bíblico. Pero debemos estar claro que lo que Dios
quiere de nosotros es que seamos santos, para poder
irnos con ÉL, en el GLORIOSO RAPTO DE LA IGLESIA.
Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los
ejércitos.
Hageo 2:8
Si yo tuviese hambre, no te lo diría a ti. Porque mío es el
mundo y su plenitud.
Salmos 50:12
Dame, hijo mío, tu corazón.
Y miren tus ojos por mis caminos.
Proverbios 23:26
Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón. Porque de
él mana la vida.
Proverbios 4:23
Porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.
I Pedro 1:16
Sí, por cuanto engañaron a mi pueblo, diciendo: Paz, no
habiendo paz; y uno edificaba la pared, y he aquí que
los otros la recubrían con lodo suelto.
Ezequiel 13:10
Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las
estrellas, y en la tierra angustia de las gentes,
confundidas a causa del bramido del mar y de las
olas, desfalleciendo los hombres por el temor y
la expectación de las cosas que sobrevendrán en
la tierra. Porque las potencias de los cielos serán
conmovidas.
Lucas21:25
Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá
sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a
la mujer encinta, y no escaparán.
I Tesalonicenses 5:3
NOTA: David Garay es cristiano evangélico y reside en Masaya, Nicaragua.
MÁS INFORMACIÓN
E-mail: dagaray2007@hotmail.com

Presione aquí para descargar: CENTINELA.sept.2012