Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Sólo hay uno que puede sanar y restaurar el espíritu abatido

destacado archivo boletin informativo    mp3 cristianos gratis, música cristiana gratis, descargar música cristianaUna cosa es estar enfermos y sufrirlo en nuestros cuerpos físicos, pero otra cosa muy diferente es tener un espíritu abatido: “El espíritu humano puede soportar un cuerpo enfermo, ¿pero quién podrá sobrellevar un espíritu destrozado? Proverbios 18.14 (Nueva Traducción Viviente)

En los tiempos del profeta Jeremías él lo expresaba de esta manera: “¿No hay medicina en Galaad? ¿No hay un médico allí? ¿Por qué no hay sanidad para las heridas de mi pueblo?” Jeremías 8.22 (NTV)

El día de hoy, Jesucristo de Nazareth, el primogénito hijo de Dios, te dice lo siguiente:
“El espíritu de Dios está sobre mí,
porque Dios me eligió y me envió
para dar buenas noticias a los pobres,
para consolar a los afligidos,
y para anunciarles a los prisioneros
que pronto van a quedar en libertad.
Dios también me envió para anunciar:
“Éste es el tiempo que Dios eligió
para darnos salvación,
y para vengarse de nuestros enemigos”.
Dios también me envió
para consolar a los tristes,
para cambiar su derrota en victoria,
y su tristeza en un canto de alabanza. Isaías 61.1-3 (TLA)

Ustedes viven siempre angustiados y preocupados. Vengan a mí, y yo los haré descansar. Obedezcan mis mandamientos y aprendan de mí, pues yo soy paciente y humilde de verdad. Conmigo podrán descansar. Lo que yo les impongo no es difícil de cumplir, ni es pesada la carga que les hago llevar”. Mateo 11.28-30 (TLA)

Acércate a Jesús hoy mismo, solo Él puede sanar y restaurar el espíritu abatido: El sana a los quebrantados de corazón, Y venda sus heridas. Salmos 147.3 (RVR60)