Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Dios brinda consuelo eterno y esperanza en nuestros sufrimientos

Sdestacado archivo boletin informativo    mp3 cristianos gratis, música cristiana gratis, descargar música cristianaea cual sea tu situación el día de hoy, recuerda lo siguiente:

Dios nos ayuda en las dificultades y sufrimientos. ¡Demos gracias a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Él es un Padre bueno y amoroso, y siempre nos ayuda. Cuando tenemos dificultades, o cuando sufrimos, Dios nos ayuda para que podamos ayudar a los que sufren o tienen problemas. 2 Corintios 1:3-4 (Traducción Lenguaje Actual)

“El diablo le puso a Jesús las mismas trampas que nos pone a nosotros para hacernos pecar, sólo que Jesús nunca pecó. Por eso, él puede entender que nos resulta difícil obedecer a Dios. Así que, cuando tengamos alguna necesidad, acerquémonos con confianza al trono de Dios. Él nos ayudará, porque es bueno y nos ama”. Hebreos 4:15-16 (TLA)

Hoy Dios te dice: No temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.” Isaías 41:10 (Nueva Versión Internacional)

“El Señor, el redentor, el Dios Santo de Israel, dice al pueblo que ha sido totalmente despreciado, al que los otros pueblos aborrecen, al que ha sido esclavo de los tiranos: «Cuando los reyes y los príncipes te vean, se levantarán y se inclinarán delante de ti porque yo, el Señor, el Dios Santo de Israel, te elegí y cumplo mis promesas Isaías 49.7 (Dios Habla Hoy)

Recuerda también que Jesús te dijo: “Dichosos los que sufren, porque serán consolados.” Mateo 5.4 (TLA)

Así que hoy podemos repetir con total confianza lo que dijo el salmista: Tus promesas me dan vida; me consuelan en mi dolor.” Salmos 119:50 (TLA)

“Puedo cruzar lugares peligrosos
y no tener miedo de nada,
porque tú eres mi pastor
y siempre estás a mi lado;
me guías por el buen camino
y me llenas de confianza.” Salmos 23:4 (TLA)

“Que nuestro Señor Jesucristo mismo, y Dios nuestro Padre, que nos ha amado y nos ha dado consuelo eterno y esperanza gracias a su bondad, anime tu corazón y te mantenga constante en hacer y decir siempre lo bueno.” 2 Tesalonicenses 2:16-17 (TLA)