Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Como escuchar la Voz de Dios

destacado archivo boletin informativo    mp3 cristianos gratis, música cristiana gratis, descargar música cristianaDeseas escuchar la voz de Dios? Necesitas que Dios te guie en las decisiones que debes tomar?

Mira lo que dice Salmos 32.8 El Señor dice: Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti.”
Nos encanta esta palabra y todas las maravillosas promesas que Dios nos da, pero no olvidemos que esto requiere de una acción nuestra: Escuchar a Dios, escuchar sus consejos, hacerle caso a sus instrucciones. Pero… como escucharlo? Dios nos dejo ya escritas todas sus instrucciones y si le consultamos, Él nos responde con Su Palabra.

Mira lo que dice Oseas 4.6: “Pues por falta de conocimiento
mi pueblo ha sido destruido”. Oseas 4.6 (NVI)
Si no quieres que los problemas te destruyan ten en cuenta esta palabra: “La ley del Señor es perfecta: infunde nuevo aliento. El mandato del Señor es digno de confianza: da sabiduría al sencillo.” Salmos 19:7 (NVI)

Tu palabra es una lámpara a mis pies;
es una luz en mi sendero.” Salmos 119:105 (NVI)
“El mandamiento es una lámpara,
la enseñanza es una luz
y la disciplina es el camino a la vida.” Proverbios 6:23 (NVI)

Quizás sientas que la situación que estas pasando te está moviendo el piso y que necesitas pisar tierra firme, entonces permite que Dios te sustente con Su palabra.
“Se deshace mi alma de ansiedad; Susténtame según tu palabra. Salmos 119:28 (R-V)

¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! ¡Son más dulces que la miel a mi boca!Salmos 119:103 (NVI)
Jesús mismo dijo: “…No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.(Mateo 4:4) En otras palabras, si quieres vivir una vida plena como fue la voluntad de Dios, escucha y sigue la Palabra de Dios escrita… ¡es más importante que comer!

“La Biblia dice: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.” Mateo 7:7-8 (R-V)