Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Cómo desarrollar un espíritu superior en ti

destacado archivo boletin informativo    mp3 cristianos gratis, música cristiana gratis, descargar música cristianaHoy me gustaría compartir contigo algo que aprendí el domingo pasado:
“Para mantener el control de su reino, Darío nombró a ciento veinte personas que le ayudaban a gobernar. A esos ciento veinte los vigilaban tres jefes superiores a ellos. Uno de esos tres jefes era Daniel. Pero Daniel mismo era superior a estos sátrapas y gobernadores, porque había en él un espíritu superior; y el rey pensó en ponerlo sobre todo el reino”. Daniel 6: 1-3 (TLA y RVR60)

Daniel era diferente a los demás, se destacaba, pues tenía una actitud de excelencia en todo lo que emprendía. Daniel impactó a ese reino y a toda su generación.

¿Deseas tener ese espíritu superior en ti? Pues necesitas hacer lo siguiente:
Antes que nada, conoce verdaderamente a Dios. Jesús mismo dijo “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado”. Juan 17.3 (RVR60) No dice que necesitas conocer a tu pastor, ni a una denominación, ni al gobernador, ni a los ángeles, ni al presidente, sino a Dios, así como también a su hijo Jesucristo.

 

“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”. Mateo 7.21-23 (RVR60)

 

¿Cuál es el reproche de Jesús en este pasaje? No es que hiciste o dejaste de hacer tal cosa, o que lograste esto o aquello, sino que es “no tuviste tiempo de conocerme, yo tampoco te conozco, así que fuera de aquí”.

Lo más importante en tu vida, y lo que marcará un antes y un después aquí y en la eternidad, es si conoces verdaderamente a Dios.

En segundo lugar, conócete a ti mismo. Hemos sido creados espíritu, alma y cuerpo. Tu espíritu te da consciencia de Dios, tu alma te da consciencia de ti mismo y tu cuerpo te da consciencia del mundo que te rodea. Conoce tus fortalezas, pero también tus debilidades. Descubre los dones y talentos que Dios te dio para edificación de Su Iglesia. ¡Úsalos e impacta tu generación con ellos!

Lamentablemente hay gente que todavía está atorada a su pasado, pero Dios te dice hoy: No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad. Este pueblo he creado para mí; mis alabanzas publicará. Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados”. Isaías 43.18-19,21,25 (RVR60)

Salte ya mismo del pasado, pon tus pies en el presente y comienza a caminar hacia el futuro glorioso que Dios ha preparado para ti. Deja de intentar parecerte a otro y comienza a ser tú mismo. Eres una persona única y sin igual: No existen dos como tu!

Y para terminar, fíjate con quién te juntas. Todos conocemos ese dicho que dice: “Dime con quién andas y te diré quién eres”, pues mira lo que dice la Palabra de Dios: “El que anda con sabios, sabio será; Mas el que se junta con necios será quebrantado”. Proverbios 13. 20 (RVR60)

Es decir, aquel que se junta con sabios aprende a pensar, pero el que se rodea de tontos acaba en la ruina.

No sé qué vas a hacer, pero tienes que hacer algo hoy para que empiece a cambiar tu presente. Ocúpate el día de hoy y toda esta semana a conocer a Dios, conocerte a ti mismo y cuidar quién te hace compañía.