Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

8 de Mayo – Otro

“No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.” Filipenses 2:4

Otro

Párrafos del libro de John C. Maxwell, “El Lado Positivo del Fracaso”

Si una tendencia egoísta le esta impidiendo despreocuparse de usted, examine su actitud y decídase a hacer de las necesidades de los demás una prioridad en su vida. Empiece haciéndose las siguientes preguntas diariamente, tanto al principio como al final de cada día:

¿A quien estoy beneficiando con mi vida?
¿A quien estoy ayudando que no puede devolverme el favor ayudándome?
¿A quien estoy levantando cuando no puede hacerlo por si solo?
¿A quien estoy dando animo diariamente?

Si vas a actuar cada día con los intereses de los demás en su mente, pronto vas a poder dar respuestas concretas y afirmativas a estas preguntas.

No cabe duda que, junto a una nueva oportunidad que el Señor nos conceda de comenzar de nuevo, es menester que revisemos y evaluemos lo que ya hemos recorrido para hacer las correcciones necesarias.

Alguien dijo una vez que el ser humano parece ser la única criatura en el planeta que sigue repitiendo la misma conducta esperando resultados distintos cada vez… lo que obviamente no suele ser el caso. ¿Por qué no, más bien, aprender de los errores que hemos cometido no sólo nosotros sino quienes nos rodean? ¿Por qué no sacarles provecho para el futuro?

Nos resistimos a aceptar que tenemos que modificar nuestra conducta, aunque sabemos que deberíamos hacerlo. Ese fue el pedido de Pablo a los hermanos de Filipo. Que aprendan a vivir de una manera más generosa y cristiana. Y en lugar de mirar egoístamente todo el tiempo lo que ellos necesitaban, debían cambiar su forma de ver y ser concientes de las necesidades de los otros.

Estas cuatro preguntas pueden servirnos de guía para ajustar nuestros planes personales hacia lo que Dios espera que hagamos. Ya quedo demostrado que la actitud egoísta y desinteresada solo produce indiferencia, peleas, rencores y desarmonía.

Dios hoy nos invita a vivir de una manera diferente, algo más costosa, pero que tiene la aprobación divina. Podemos vivir interesados en lo que le pasa al otro. Y nos desafía a aplicarlo esta semana. Hace un plan de trabajo, pensá en tres personas a las que no le hablás hace algún tiempo y esforzate en saber como andan, que necesitan y como están.

REFLEXIÓN – Cambiá, pensá en el otro.