Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

12 de Mayo – Esclavo

“Pero respondiendo el hermano mayor le dijo al padre: Mira, por tantos años te he servido y nunca he desobedecido ninguna orden tuya.” Lucas 15:29

Esclavo

El muchacho pide anticipadamente su parte de la herencia para irse a divertir a un pais lejano. Cuando se queda sin dinero, hubo hambre en ese pais, y sin posibilidades decide regresar a la casa de su padre, para ofrecerse a trabajar como un sirviente. El sabia que aun los sirvientes, estaban mejor de lo que el estaba en ese momento. Sucio, muerto de hambre, haciendo un trabajo insalubre y sin futuro.

Maravilla el amor del padre que cuando lo ve de lejos, corre a su encuentro, lo abraza, lo besa, lo mima y le hace una fiesta de bienvenida. No hubo reproches ni quejas. Solo amor.

Al rato llega el hermano mayor, quien se habia quedado en la finca de su padre. Cuando escucha la musica, ve la comida y la gente pregunta que estaban festejando. Al saber el motivo se enoja muchisimo y no quiere entrar. Cuando su padre sale a buscarlo, explota con este reclamo.

La frase que usa Jesucristo para la queja del hermano mayor es dura. Es mas que servir. Es servir como un esclavo. Este muchacho no podia entender la generosidad y el amor de su padre. Para el, lo que su hermano habia hecho merecia un castigo y no una fiesta. Y el merecia la fiesta, por haber trabajado obedientemente tantos años sin salirse de la raya.

No entendia que cuando trabajaba en la finca, no lo hacia como un esclavo. Lo hacia para el, porque era su finca. El tambien era el dueño. Que podia haber hecho las fiestas que quisiera, y tambien hacerle fiestas a su papa, porque todo era de el. Pero en su mente, el no era mas que un esclavo que trabajaba para un patron. Y todo el tiempo estaba tratando de agradarle pero nunca alcanzaba lo que hacia.

Esta es la diferencia entre religion y Gracia. La religion oprime y genera ese sentiemiento del hermano mayor. Insatisfacción, carga, enojo, queja acumulada. La Gracia es lo que demostro el Padre. Dio un regalo que no se merecia y compartio lo que tenia, porque queria hacerlo. No habia merito en su hijo para recibir ese regalo.

Si hoy estas cansado de la rutina de tu iglesia, cambia religion por Gracia.

REFLEXIÓN – No sos esclavo, sos hijo.