Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

12 de Junio – Vencedor

“En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, Yo he vencido al mundo.” Juan: 16:33

Vencedor

Leia en un mail la historia de un hombre que en Atlanta se le incendio su casa. Había perdido todo y estaba desesperado. La iglesia donde asistía, lo ayudó para que tuviera un lugar donde vivir, ropa que ponerse y comida para él y su familia, y también lo ayudaron a conseguir otra casa. Cuatro meses después, la segunda casa también se incendia y este hombre vuelve a perder todo. Quedo en bancarrota, endeudado y sin futuro.

Pero el segundo incendio, le quito también su esperanza. Cansado y triste se alejo de Dios. Había sido durísimo perder todo en el primer incendio. Pero el segundo fue terminante. Había pasado todo demasiado seguido, demasiado rápido. Se enojo y se fue.

Cuando leía esto, me acordaba de las personas en Santa Fe, que después de la terrible inundación hace algunos años, sufrieron lo mismo hace pocos meses. Son golpes demasiado duros para resistir, demasiado seguidos para aguantar.

Frente a esta realidad inapelable, Jesucristo nos deja un mensaje de esperanza. Sus Promesas se cumplen. Nosotros siempre queremos leer las promesas que nos resultan agradables. Es mas, si miramos nuestras Biblias, seguramente las promesas marcadas con lápiz o marcador, son las que nos alientan a creer que nuestra vida mejorara.

Hoy Jesús nos recuerda que en el mundo vamos a tener aflicción, y esto es algo que se cumple en la vida de cada creyente. Aunque no nos guste sufrir, es una realidad que no se puede evitar. Jesucristo jamás prometió una vida color de rosa, sino que nos aviso que íbamos a vivir entre espinas.

Pero Jesús no termino allí Su frase. ¡Gracias a Dios por la segunda frase de Cristo! Él dijo a continuación: Pero confíen, Yo he vencido al mundo. Jesucristo es más grande que los problemas, que la angustia, que el dolor, que la desesperación, que la repetición de los males. Porque El es Dios.

Dios, no solo tiene Poder, sino que El es Poder. Dios, no solo tiene Amor, sino que El es Amor. Por eso podemos descansar tranquilos en El. Podemos confiar que por más grave que sea el problema, Dios tiene mas poder. Y por más triste que sea la realidad que nos toca vivir, nada puede separarnos del Amor de Dios.

REFLEXION – Dios es más grande que todos los eventos que parecen contradecir Su Bondad.